La tarde en el Bosque Encantado

¡Por fin podía respirar tranquila! ¡Menudo susto se había llevado María aquella tarde! Aún le palpitaba el corazón con fuerza de los nervios que había pasado.

María se había ido con sus sobrinos a dar un paseo que rodeaba el pueblo en el que veraneaba con sus padres, sus hermanos y sus respectivas familias. Durante el paseo, uno de sus sobrinos se había separado del grupo y no lo veían…

Sigue leyendo